Cambios en la nueva reforma tributaria: tratamiento de sueldos empresariales

Santiago, 18 de diciembre de 2018

Un cambio importante que contempla la propuesta de reforma tributaria se refiere al sueldo pagado al socio y su cónyuge.

Actualmente, más del 95% de las empresas en Chile están en la categoría PYME, de las cuales en un porcentaje importante corresponden a empresas individuales, empresarios individuales, y sociedades de responsabilidad limitada, en las cuales en la mayoría de los casos, el o los socios trabajan dentro de éstas, prestando alguna labor de dirección o gerenciamiento, en ocasiones junto a su cónyuge.

La normativa legal vigente acepta como gasto el sueldo para el socio o empresario individual de las sociedades descritas siempre que dicho empresario o socio preste una actividad real al interior de la empresa, manteniendo como tope máximo de sueldo el tope afecto a cotizaciones previsionales obligatorias, es decir unos $2.150.000. Si el socio tiene un sueldo mayor a esta cifra, el exceso será considerado gasto rechazado, lo que encarece los costos en impuestos. Este tope salarial lo elimina la nueva reforma tributaria, dejando libertad de asignación de sueldo para el socio o empresario individual, siempre que se trate de montos razonables y que éste efectivamente preste un servicio a la empresa.

Misma situación se contempla para el cónyuge del socio o empresario individual de las sociedades señaladas (no sociedades anónimas), las que ahora sí podrán tener sueldo en la empresa y al igual que en el caso del socio, éstos (as) deberán tener un rol laboral efectivo al interior de la empresa y un sueldo razonable acorde a éste.

Con estos cambios, continúa la tendencia que ya existe de igualar los tratamientos tributarios de sociedades anónimas y sociedades de personas, transformando nuestras leyes tributarias en una legislación más moderna, simple y que fomenta el ingreso de capitales extranjeros y la generación de negocios.