Alfa Corp refuerza su área tributaria para entregar un mejor servicio a las empresas

Octubre 27, 2016. La auditora señala que las compañías están preocupadas sobre el régimen tributario al cual se deben acoger, por
ello está informando a sus clientes los efectos de los cambios de la reforma tributaria.

La puesta en marcha de la reforma tributaria ha generado inquietud entre las empresas, en especial porque deben elegir el régimen tributario al cual acogerse. Y es por ello que Alfa Corp, empresa que realiza auditorías financieras, de gestión y tributarias principalmente, decidió duplicar su personal tributario así como reforzar sus conocimientos con cursos y capacitaciones.
“Este año nuestros clientes han estado mucho más interesados en temas tributarios; saben que existen cambios importantes y necesitan dimensionar los efectos que estos producirán en sus empresas, por lo que las consultas también han aumentado significativamente, lo que nos obliga a mantener un equipo de trabajo actualizado en estas materias”, destaca Carlos Riffo, socio de Alfa Corp.
Al respecto, José Luis Torres, socio de Alfa Corp, señala que una consulta permanente de las empresas es sobre el régimen tributario al cual se deben acoger.

criffo-jltorres
“Nosotros hicimos el estudio de régimen a todos nuestros clientes y estamos informando, con el menor tecnicismo posible, qué significa este tema para la empresa y sus socios”. “El alza en las tasas de impuesto y la obligación de permanecer en un régimen de tributación al menos cinco años está generando inquietud, y es labor de las empresas consultoras transmitir el conocimiento y la calma con fundamento respecto a este y otros temas tributarios”, aseguran los socios.

alfacorp-2016Equipo de trabajo

Los socios de Alfa Corp destacan que otro aspecto fundamental de la diferenciación de la compañía dentro del mercado es su equipo de trabajo, el cual, en su mayoría, está formado por contadores auditores con experiencia en distintas áreas y empresas, además de ingenieros en recursos humanos, abogados e ingenieros civiles, aportando cada uno sus conocimientos específicos cuando alguna actividad lo requiere.

Enfoque

Generalmente las empresas auditoras están lideradas por contadores auditores, ya sea como socios o gerentes, sin embargo, los dos socios de Alfa Corp son ingeniero civil, uno, e ingeniero comercial y contador auditor, el otro. “Esta situación nos ha permitido dar a nuestros servicios un enfoque de mayor aplicación práctica y útil a la alta dirección de las empresas para la toma de decisiones a nivel no contable”, resaltan los socios. Es decir, agregan, además de realizar todo el proceso de revisión contable bajo estrictas normas de auditoría, sus conclusiones o recomendaciones, poseen un prisma directivo que facilita el actuar decisional de gerentes o directores de empresas que muchas veces no dominan un lenguaje técnico contable. Si bien los procesos de auditoría en general son transversales a cualquier compañía, ya que buscan validar las cifras contenidas en un lenguaje único y universal llamado contabilidad, el método contable lo aplican de la misma forma prácticamente todas las empresas, de cualquier tamaño o industria. En general son compañías que buscan una forma de determinar
si la información contenida en sus balances es razonablemente confiable.

“Existen diversos tipos auditorías, la más común es la auditoria a los estados financieros, la cual revisa saldos de cuentas generalmente al 31 de diciembre de cada año, y que debe cumplir con una serie de procedimientos formales y técnicas de auditoría de aplicación general”, indica Riffo. Torres precisa que existen además otros formatos de auditoría, como la tributaria, que busca revisar el cumplimiento de normas legales y procedimientos adecuados para la aplicación eficiente de aspectos tributarios en la empresa. A juicio de estos socios existe una amplia gama de razones por las que las empresas solicitan auditorías, pero, destacan, hay una correlación muy lineal entre la lejanía de los socios del negocio y la necesidad de realizar auditorías. Por ejemplo, para las empresas con socios extranjeros es muy común la solicitud de auditorías y, por el contrario, en pequeñas empresas, donde los socios trabajan todo el día en ella y la conocen muy bien, por lo general, no requieren auditorías. “Esto es muy razonable al entender el objetivo de una auditoría, que busca validar las cifras del balance para emitir una opinión a los socios respecto al grado de seguridad contenida en los estados financieros de la empresa, por lo que para socios extranjeros o de empresas grandes es fundamental al no estar en el día a día conociendo las operaciones del negocio”, indica Carlos Riffo. En este contexto, José Luis Torres indica que las IFRS son una herramienta muy útil para aquellos socios, directores o gerentes de empresas que las conocen y las saben interpretar en los estados financieros.